El número de bebés que mueren antes de cumplir un año, en Ceuta y Melilla, es el triple del promedio español. Las cifras que reporta el último estudio del INE indican que en Ceuta mueren 7 de cada 1.000 niños que nacen vivos y en Melilla llega casi a 9 niños.

Según la opinión del responsable de Gestión Sanitaria (Ingesa) las cifras que reporta el INE, son resultado de efectos estadísticos. Además, tanto a Ceuta como a Melilla, acuden  mujeres desde Marruecos a tener los bebés. En Marruecos el control en el sistema sanitario es escaso, por lo tanto  el 35% de los partos en Cauta son de mujeres de ese país, así como el 50% de los partos en Melilla.

En este sentido, en 2016 el Tribunal de Cuentas alertó que los profesionales en Ceuta y Melilla atienden el mayor número de partos del país de escasos recursos.

En Ceuta y Melilla, la mortalidad infantil es mayor que la media nacional

Ceuta y Melilla son  autonomías donde la población juvenil  en especial, apuesta al fracaso y abandono escolar. También donde se celebran más matrimonios, las mujeres tienen hijos antes de este y en mayor cantidad. Además,  son las autonomías en las que se registra la más alta tasa de mortalidad infantil.

Según la última Estadística del 2017, sobre el Movimiento Natural de la Población del INE, la diferencia es alta, en relación a todo el país.  La tasa de mortalidad infantil, mide el número de defunciones antes de un año de vida por cada mil bebés nacidos vivos. En el último ejercicio, se obtuvo que en Ceuta  la tasa de mortalidad infantil es  7,66 y en  Melilla de 8,94.

Los dos valores están muy por encima del promedio nacional, que se encuentra en 2,7.  Así como de la tasa de cualquier otra comunidad autónoma. La tercera más alta en España es 3,1 en Andalucía.

Con estas cifras, las dos localidades norteafricanas, se comparan con los niveles de mortalidad infantil del Líbano o Malasia (7), China (8) y Kazajstán (9). Cabe destacar, que son las dos únicas localidades españolas donde el Ministerio de Sanidad mantiene, la gestión directa de sus competencias, a través de Ingesa.

Causas de la alta mortalidad infantil

Julián Domínguez  es Jefe del Servicio de Medicina Preventiva, Salud Pública y Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Universitario de Ceuta. Según su opinión y la realidad del lugar, un elevado porcentaje de parturientas marroquíes no llevan control durante su embarazo.

Por lo tanto acuden a la ciudad española a dar a luz. Según Domínguez, esto explica la divergencia de los datos locales y los del resto del país.

En Ceuta aproximadamente uno de cada tres alumbramientos atendidos en el Hospital Universitario son de madres marroquíes sin cobertura sanitaria. En Melilla el porcentaje es mayor al 50%. En números absolutos, en Ceuta en 2016 se atendieron 1.479 partos (417 extranjeros) y en Melilla 2.946, de los cuales 1.772 fueron de madres extranjeras.

Domínguez reconoce que es necesario hacer más estudios sobre la mortalidad infantil en la ciudad. Por otro lado, no cree que sea indicativo de un déficit de la sanidad pública local en términos asistenciales. O que tampoco pueda subsanarse asignando más recursos o profesionales.

Los profesionales que trabajan en Ceuta y Melilla no solo enfrentan un índice de fecundidad muy alto. El cual es superior al del resto del Sistema Nacional de Salud. Sino que el promedio de partos atendidos por facultativos y matronas se eleva en las dos localidades a 236 por médico y 145 por matrona. Lo que representa 218,05% por médico y 101,30%  por matrona, por encima de los promedios nacionales.

Sin embargo, hay que reconocer que el deterioro de la sanidad pública en Ceuta es evidente, debido al recorte presupuestario.

Es un centro hospitalario donde el éxodo de profesionales es permanente, debido a la falta de incentivos. Tanto salariales como laborales y de formación. Situación muy similar comparte Melilla. Cuentan con 37 facultativos y atienden a los ciudadanos españoles y una gran mayoría procedente de Marruecos.

También te puede interesar